La Sal de Deshielo y la Seguridad Vial

Asociacion

La Sal de Deshielo y la Seguridad Vial

Una de las funciones más importantes que desarrolla la sal está relacionada con la seguridad vial, en dos ámbitos diversos. En primer lugar, se emplea en la construcción de las carreteras para dar firmeza al terreno. En segundo lugar, la sal se utiliza para controlar y potenciar el deshielo en calles y carreteras ya que baja el punto de congelación del agua. La necesidad de disponer de una reserva de sal suficiente para el invierno resulta de especial importancia en los climas fríos para poder facilitar a la población el uso y acceso a las infraestructuras más básicas.
La sal para deshielo mantiene las infraestructuras viarias despejadas en invierno. La utilización de sal para deshielo salva vidas y facilita que la economía siga funcionando a pleno rendimiento en los meses más fríos.

La industria salinera española ha incorporado modernos sistemas de gestión logística para asegurar la disponibilidad de sal para deshielo. La sal para deshielo permite que las infraestructuras viarias españolas queden despejadas de hielo y nieve facilitando la circulación normal de mercancías y el desplazamiento de personas con toda seguridad www.saldedeshielo.es
Con el frio invernal llegan las nevadas a la Península Ibérica, lo que hace necesario la utilización de las reservas de sal de deshielo. Normalmente se alcanza una cobertura de más del 90% de la red viaria, aproximadamente 143.000 Km. asfaltados (autopistas, carretas nacionales y provinciales). Por ejemplo, en el periodo invernal 2008- 2009, que resultó excepcionalmente duro por la climatología, la utilización de la sal para deshielo permitió que más de un 80% de las infraestructuras viarias funcionaran normalmente.

El transporte por carretera, uno de los pulmones básicos de la infraestructura económica de un país, necesita redes viarias seguras y abiertas al tráfico durante todo el invierno. Un efectivo control del hielo y la nieve durante los meses invernales es vital para el normal funcionamiento de la sociedad ya que ahorra tiempo y dinero y, lo más importante, salva vidas.
La sal para deshielo es considerada la mejor y más fiable forma de mantenimiento invernal de las redes viales. Previene la formación de capas de hielo, y derrite la nieve de forma eficiente. Hay disponibilidad siempre y es accesible fácilmente. Es el agente de deshielo más económico, fácil de almacenar y de manipular, no es tóxico y su impacto medioambiental es mínimo cuando se utiliza y almacena adecuadamente.

Las características que debe reunir la sal común para ser utilizada cómo fundente en el mantenimiento de la vialidad invernal son:

Producto activo >90%
Contenido de agua <3%
Granulometria: 0,2 – 5mm., con la siguiente distribución:

<0,5 – 1,0 mm: el 20%
1,0 – 2,0 mm: el 45%
2,0 – 5,0 mm: el 30%

¿Tiene alguna sugerencia?

Rellene este formulario con sus datos y sus sugerencias.

 
 
 

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

Más info     Acepto